Kvet
Cápsulas Tibet COLÁGENO

Cápsulas Tibet COLÁGENO | 100 cps

Precio sin IVA
26,08 €
Precio con IVA
29,99 € con IVA
Disponibilidad  En stock
Cantidad
Ud+-
TibetOriginal

Colágeno marino hidrolizado Tipo I y Tipo II enriquecido con extracto de espino amarillo tibetano.

- suplemento dietético - 

El colágeno se asocia a la belleza principalmente por su capacidad de preservar la juventud del cuerpo humano.  El cuerpo humano es capaz de crear colágeno por sí mismo, pero a partir de los 25 años su producción disminuye y, a partir de los 45 años, el colágeno deja de formarse en nuestro cuerpo casi por completo.

Las cápsulas naturales de Tibet Colágeno contienen la proporción óptima de los dos tipos de colágeno más importantes para el cuerpo humano: el tipo I y el tipo II. Sin embargo, investigaciones recientes destacan que, no menos importantes son su forma y manera de ser aplicadas.

El Tibet Colágeno se diferencia de los productos comúnmente disponibles por su énfasis en la absorción natural en el cuerpo humano y su máxima incorporación en las estructuras de la piel. Por lo tanto, las cápsulas de Tibet Colágeno contienen una forma fragmentada o bien hidrolizada de colágeno que es mucho más fácil de absorber. Además están enriquecidas con espino amarillo tibetano. Se sabe que el cuerpo humano sólo puede reponer el colágeno si se le suministra suficiente vitamina C.  La administración de colágeno en forma de cápsulas también permite su dosificación gradual durante el día, lo cual es igualmente importante.

Ingredientes 1 cápsula: colágeno marino hidrolizado tipo I. 300 mg, cápsula vegetal (HPMC), aditivo - celulosa, extracto bio de espino amarillo (Hippophae tibetana) 20 mg, colágeno de cartílago de tiburón tipo II. 15 mg, estearato de magnesio vegetal 12 mg

Dosis recomendada: 2 cápsulas 4 veces al día

Advertencia: No apto para niños menores de 3 años. Consulte con su médico su uso durante el embarazo y la lactancia. Los suplementos dietéticos no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada. ¡No exceda la dosis diaria recomendada!
Almacenar en un lugar seco, alejado de la luz solar directa, a una temperatura de 10-25 °C.
Mantenga fuera del alcance de los niños.

Peso neto: 30 g 

 

El colágeno es una de las proteínas de construcción básicas de nuestro cuerpo. Constituye hasta el 30% de todas las proteínas del cuerpo de los mamíferos, en forma de fibras de colágeno es un componente de la masa intercelular. Su función principal es actuar como aglutinante de células no solo en huesos, tendones, articulaciones y piel, sino también en los vasos sanguíneos, la córnea del ojo e incluso en los dientes. En el cuerpo animal y humano, actúa como un pegamento que contribuya al trabajo de las células en los tejidos, de ahí que su nombre provenga de la palabra griega kólla = pegamento.

Además de sus beneficios para la belleza, el colágeno también beneficia a la salud general del organismo. El cuerpo joven fabrica colágeno por sí mismo, pero a partir de los 25 años su producción disminuye en un 1-1,5% cada año. A partir de los 45 años, el cuerpo deja de producir colágeno casi por completo. A medida que envejecemos, el colágeno de nuestro cuerpo disminuye rápidamente, por lo que nuestra piel se vuelve menos elástica y se forman más arrugas.

Por otra parte, el consumo de cantidades excesivas de carbohidratos refinados y azúcar impide la reconstrucción de las células de colágeno, y la exposición excesiva a la luz solar reduce la producción de nuevo colágeno, al igual que el tabaco. Aunque el proceso de pérdida de colágeno y de reducción de la producción de colágeno en el cuerpo no puede detenerse por completo, puede ralentizarse con un estilo de vida adecuado, una dieta nutritiva y ejercicio saludable. El colágeno solamente puede volver a ser sustituido por el mismo colágeno.
 

 

Actualmente, existen hasta 27 tipos de colágenos que se encuentran en diferentes tejidos animales. Para el cuerpo humano, los dos tipos más importantes son:

Tipo I: Cubre la mayor parte del colágeno del cuerpo humano, hasta un 90%. Consiste en fibras densas que forman la estructura de la piel, huesos, tendones, cartílago fibroso, fibras conectivas y dientes.
Tipo II: Está formado por fibras más sueltas que se encuentran en el cartílago elástico. Su función es absorber los golpes y proteger las articulaciones.

El colágeno en su forma natural es difícil de digerir para el ser humano. Por eso, cuando es necesario reponerlo, se utiliza colágeno fragmentado = hidrolizado. Es más digerible, se absorbe mejor y, por lo tanto, es muy útil para el organismo. Mientras que el colágeno en su forma gelatinosa natural no puede ser utilizado eficazmente por nuestro cuerpo, la hidrólisis produce un acortamiento significativo de las cadenas moleculares, lo que resulta en una buena solubilidad en agua y absorción. A partir de dicho colágeno, el cuerpo puede utilizar eficazmente el máximo de sustancias activas.

El colágeno se forma en el cuerpo sólo en presencia de cantidades suficientes de vitamina C. Por ello, es aconsejable combinarlo con un producto que contenga vitamina C en abundancia.

 

© 2016 - 2021 HIMALYO SE
frame-scrollup